miércoles, 10 de septiembre de 2014

Edmundo Rivero



















Tendrá una caja blanca el último organito
y el asma del otoño sacudirá su son,
y adornarán sus tablas cabezas de angelitos
y el eco de su piano será como un adiós.

Saludarán su ausencia las novias encerradas
abriendo las persianas detrás de su canción,
y el último organito se perderá en la nada
y el alma del suburbio se quedará sin voz.
(El último organito. Acho Manzi y Homero Manzi. 1949).
Grafito, lápices de color y polychromos s/papel. 50 x 70 cm. 2014


No hay comentarios: